de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

martes, 2 de junio de 2015

NOVEDADES


OCHO VIAJES CON EL PALADAR
Los platos tradicionales saben mejor si se degustan “in situ”.

Con ingredientes propios y manos expertas se consiguen los mejores resultados en la cocina. Pero también influyen el paisaje, la temperatura, el ambiente y todas las condiciones que hacen que los sabores y aromas sean más auténticos. Por eso, aunque en nuestro mundo cada vez más globalizado sea posible comer un buen cebiche o una buen tom yam en rincones insospechados, lo ideal es buscar una tradicional cebichería en las calles de Lima o detenerse en un puesto con cacerolas humeantes en las calles de Bangkok para disfrutar de sus excelencias culinarias. ¡Y vaya que son diferentes!

 

Cebiche. Perú
Está de moda, dentro y fuera de Perú, aunque comerlo en una cebichería peruana acompañado de leche de tigre es una experiencia gastronómica trascendental. Existen muchísimas variaciones de este plato cuyos ingredientes básicos son el pescado crudo o mariscos macerados en limón, ají rocoto, cebolla morada, choclo y camote.

 
Schnitzel. Viena
Esta carne empanizada de grandes dimensiones es la especialidad más famosa de la gastronomía austriaca. Con carne de ternera (también se puede hacer con cerdo o vacuno) que se ablanda previamente dándole unos golpes con un mazo, se empana con una mezcla de huevo y pan rallado y se sirve con una rodaja de limón. Se cree que la receta llegó a Austria desde Italia en el siglo XV. Para degustar los mejores schnitzels es mejor optar por un tradicional restaurante vienés y pedir una buena jarra de cerveza para acompañarlo.
 

Asado. Argentina
Comer la mejor carne de vacuno en Argentina está fuera de discusión y, además, este país es uno de los lugares del mundo donde mejor saben asarla. El asado -todo un ceremonial-, es uno de los platillos más habituales de la gastronomía argentina, así como de Chile, Paraguay y Uruguay. Alrededor de un buen asado se organiza casi siempre una reunión de amigos; chorizos, entrañas, vacío, costillas (tira)…todo bien condimentado con chimichurri, aunque hay que elegir un buen asador para disfrutar de una comida que se convierte en una fiesta.


 

Tacos. México
Las tradicionales tortillas de maíz son la base de la suculenta gastronomía mexicana, casi tanto como el ají. Rellenos de carne, frijoles, verduras, queso… los tacos admiten tantas variaciones como se desee y en toda la geografía del país existen tantas especialidades como pueblos, eso sí, siempre picantes. Se puede probar un taco en una cantina mexicana con la suave cerveza del país a cualquier hora del día.
 

Rollitos primavera. China
Quizás éste sea uno de los platos más internacionales de la gastronomía china, ya que con distintas variaciones también se elabora en otros países asiáticos como Tailandia, Corea y Vietnam. Los rollitos, originalmente, era un plato que se elaboraba para celebrar el Año Nuevo chino, por eso se les denomina “de primavera”, ya que esta popular fiesta celebra la llegada de esta estación. Se elabora con una lámina de pasta frita hecha con harina de arroz que se rellena con verduras cortadas muy finas y carne desmenuzada.

 
Tajine. Marruecos
Este delicioso plato, común del norte de África, se elabora con muchas variaciones, todas ellas deliciosas. Su nombre procede del recipiente en el que se cocina, hecho de barro cocido y con tapa cónica que mantiene el calor y el vapor durante y después de la cocción. Para elaborar un buen tajine hay que freír los alimentos primero y luego estofarlos lentamente en este utensilio. De cordero, de pescado, de pollo, de verduras, con cuscús, frutos secos, aceitunas…
 

Pasta della Viglia, Italia.
La pasta llega a cotas insospechadas de calidad, sabor y matices en el territorio italiano. Aunque es uno de los platos más populares del mundo y se cocina en muchísimos lugares, las bondades de la pasta italiana son únicas. Tan fundamental es este ingrediente en la vida de los italianos que forma parte de los menús de grandes ocasiones. La pasta della Viglia es un platillo tradicional de la víspera del día de Navidad, que combina la pasta con mariscos y que los napolitanos adoran.
 

Tom yam. Tailandia
Picante y aromática, la cocina tailandesa se caracteriza por su mezcla equilibrada de sabores ácidos, salados y dulces y picantes. Las sopas tienen un papel protagonista en esta gastronomía oriental, con noodles, arroz, carne, pescado y mariscos, especias, picantes curries y frutos secos. Para degustarlas se puede optar por cualquiera de los muchísimos puestos que las cocinan en grandes recipientes, hay que tener un cuenta que la comida callejera es fundamental en Tailandia.