de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

martes, 15 de marzo de 2016

MIS APUNTES


 
HONG KONG BLUE
En La Dehesa, lejos para algunos y muy cerca para otros, la tradicional comida china se reinventa con gran gusto.

Pasan los años y La Dehesa sigue creciendo. La población de nuestra capital cada día se va alejando de la ciudad y ya son miles los que viven y transitan en uno de los barrios más exclusivos de la capital. Entendiendo esta realidad, la familia Vanni, propietaria del mítico Danubio Azul, aprovechó el conocimiento que tenían de la comida asiática en los Estados Unidos y abrieron en un strip center cercano al mall Vivo un nuevo restaurante donde fusionan la comida china con especias del sudeste asiático y las tendencias americanas.
El resultado fue el Hong Kong Blue, un pequeño restaurante con una capacidad que no va más allá de las 30 personas. Aun así, y teniendo una cocina de buen tamaño, decidieron ofrecer el servicio de take out –pedidos recogidos en el restaurante-, y delivery –comida a domicilio-.

Sin tener aún la respectiva patente de alcoholes –ítem siniestro y maléfico que deben sufrir los locales recién abiertos-, la oferta de jugos es bastante entretenida. Naranja con jengibre para comenzar a paladear unos ricos Wonton (ex wantan) rellenos con cerdo, queso crema y cebollín (3.400) y unos delicados y suaves Summer rolls de verduras y tofu (4.200), aperitivo más que suficiente para dos personas. Luego, uno de sus grandes éxitos (incluso en verano): una sabrosa crema de zapallo camote con leche de coco y camarones (4.900).  
Los fondos son variados y son abundantes. Es cosa de probar ya que en gustos y sabores no hay nada escrito. Por ejemplo, puede ser cerdo (Península, maridado con ají y especias $ 7.900); pescado (mero thai, marinado con jengibre $ 9.800); carne (filete Kon Pao, al wok con pimientos, maní y salsa picante $ 9.000); pasta (Chaumin Curry, con pasta de arroz, cerdo, champiñones, algas, cebollín y curry amarillo), o gozar una enorme variedad de dumplings, gyosas y dim sum. (¡El dumpling de pato -$ 2.800- es memorable!). Entre los postres, occidentales en este caso, destaca el Hong Kong Waffle ($4.400), una bomba de calorías a escoger entre nutella o puré de castañas y crema Chantilly.

Lejano (o cercano), el lugar es gastronómicamente más atractivo que su ubicación en el centro comercial. La oferta es entretenida (¡incluso con galletas chinas de la suerte!), variada y sabrosa. Valdría la pena acercar este modelo a la ciudad. Los precios no incomodan ya que el lugar va más allá que un restaurante chino tradicional donde el filete mongoliano aún es el rey. Si la tendencia gastronómica de estos años va por el camino de lo étnico, el delivery y del take out, les auguro gran prosperidad. (Juantonio Eymin)

Hong Kong Blue, Av. Manquehue Oriente 2030, Local 11, Lo Barnechea / 229 541 010