de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

miércoles, 5 de octubre de 2011

LA NOTA DE LA SEMANA



RSE EN LA GASTRONOMÍA

Las empresas hoy en día juegan un rol cada vez más activo en las sociedades en las que operan; ya no sólo son generadoras de empleo y riqueza sino que también aportan al desarrollo de las comunidades en las que están insertas.

En Chile, tanto la opinión pública como la sociedad civil han comenzado no tan sólo a esperar sino que a exigir que las empresas se comporten como "buenos ciudadanos corporativos". Desde el punto de vista de las empresas que operan en el país, esto ya no es sólo una condición ética sino un imperativo para el éxito de sus negocios en el largo plazo.

Aunque no existe una definición única de la Responsabilidad Social Empresarial (RSE), esta generalmente se refiere a una visión de los negocios que incorpora el respeto por los valores éticos, las personas, las comunidades y el medio ambiente.

Y un ejemplo de RSE en el ambiente gastronómico lo veremos durante octubre en cerca de 25 restaurantes de la capital y regiones. Make a Whish, una fundación sin fines de lucro que cumple los deseos mas íntimos de los niños con condiciones médicas que amenazan sus vidas, hizo una alianza con estos establecimientos para que durante un mes ofrezcan “el plato de los deseos” en sus cartas. Del valor del plato, un porcentaje irá a la fundación, ya que necesita recursos para enfrentar la dura tarea de cumplir los sueños de niños y niñas en condiciones médicas límites esta Navidad.

Eso es Responsabilidad Social Empresarial. Quizá dejar de lado unos pesos de las utilidades para que otros tengan la posibilidad de ser felices. Otros que en este caso, es muy difícil que lleguen a superar sus problemas. Y aunque se enojen con Lobby en la Fundación, el cariño que entregamos es un paliativo a un desenlace previsto. Por ello nos involucramos en esta causa y a través de estas páginas queremos agradecer a Sukalde, La Mordida, El Otro Sitio; Sheraton Santiago y Viña; hoteles Kennedy y W, Le Fournil; Danubio Azul y Asian Bistró; María del Mar y CasaMar; Don Peyo; Infante 51, Osadía y hotel Noi; Caprese y Giratorio Restaurante, que están participando en este particular desafío.

Durante octubre visítelos y pida el plato del deseo que tendrán todos los establecimientos involucrados en esta campaña. Con ello, usted estará siendo parte activa de esta cruzada que no tiene fronteras y que permitirá a muchos niños y niñas con graves problemas médicos, ser felices ya que su sueño se convirtió en realidad. Sueños como lo de Sam, que un día escribió: “Cinco hechos sobre mí: uno, me llamo Sam; dos, tengo once años; tres, recopilo historias y hechos fantásticos; cuatro, tengo leucemia; cinco, cuando veas esto probablemente ya estaré muerto”.

Una mano lava la otra… las dos lavan la cara.