de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

miércoles, 2 de noviembre de 2011

MIS APUNTES GASTRONÓMICOS







PRIMAVERA VERANO EN EL HOTEL W
La mejor carta de Bondoux

Cada cierto tiempo, el francés avecindado en Argentina Jean Paul Bondoux, asesor de las cocinas del hotel W (NoSo y Terraza), viene a Santiago a supervisar las cartas menú y adaptarlas a los cambios de temporada. La semana pasada estuvo a este lado de la cordillera y nos mostró una cocina sencilla y llena de sabores, la cual se puede degustar en la gran terraza del cuarto piso de este moderno establecimiento.

¿Qué hay de nuevo?

De partida, la variedad y los precios. En un comienzo almorzar o cenar (o incluso tomarse un trago) en la terraza del hotel era casi prohibitivo y sólo algunos connacionales con una buena billetera y turistas con American Express podían acercarse a ese lugar. Realmente era bastante oneroso y la oferta no ameritaba esos precios internacionales. Como era de suponer, el barrio de Isidora Goyenechea los superó y la demanda declinó.

Si Santiago fuese una ciudad de grandes fortunas y de muchas aspiraciones, no cabe duda que el W sería un ejemplo de éxito, pero cuando la oferta es superior a la demanda, hay que utilizar la inteligencia para revertir estas situaciones.

La cadena Starwood se las jugó con un hotel en Santiago. Un privilegio que sólo está en ciudad de México y en nuestra capital. Ha sido un buen negocio ya que sus habitaciones están a tope y uno de sus restaurantes, el Osaka, es de los grandes de la capital. Sin embargo ha costado sacar adelante al NoSo y la Terraza. Es posible que pocos entendieran la gastronomía que trató de imponer en sus inicios Jean Paul Bondoux, propietario de los restaurantes La Bourgogne en Buenos Aires y Montevideo. Quizá pocos entendieron su cocina, esa que hoy corrigió y que ya se está ofreciendo como carta primavera – verano en la terraza del hotel.

Es difícil esto de los restaurantes. No es fácil convencer a un público entrar a comer a un hotel. Aun eso es extraño. Más cuando el restaurante está en un cuarto piso. Es un problema de idiosincrasia y de poca fe. Lo importante de todo es que la gerencia se dio cuenta del problema y se propuso solucionarlo. Y para ello modificaron la oferta.

Mejoraron el servicio y la gastronomía. Igualaron sus precios a valores promedio de un buen local de la capital. Ya no corren con tarifas propias y elevadas. $ 10.900 para un filete de Angus no es desproporcionado. Tampoco lo es un cebiche del día a $ 6.900 o un carpaccio de salmón a $ 7.900. ¿Un Boeuf Bourguignon preparado por el propio Bondoux a sólo $ 8.200?... sólo es cosa de ir y pedirlo.

Realmente la nueva carta veraniega de Bondoux sorprende. Es fresca y jubilosa. Poco a poco el hotel W se ha ido soltando y democratizando. La oferta gastronómica es grata y llena de novedades aunque aun están a debe con los líquidos. Creo que si hacen un esfuerzo para rebajar los precios de los vinos (al menos a la hora del almuerzo y cena), estos restaurantes podrían tener una clientela adicta. Si se empeñaron para ajustar la gastronomía, poco se necesita para adecuar los precios de los vinos y licores. Si lo logran, no me extrañaría que NoSo y La Terraza sean parte importante del circuito gastronómico capitalino. (Juantonio Eymin)

Terraza Hotel W Santiago: Isidora Goyenechea 3000, fono 755 0000