de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

miércoles, 9 de noviembre de 2011

MIS APUNTES GASTRONÓMICOS







ENEBRO
Estrellas buen evaluadas

Poco a poco Enebro, el restaurante del hotel Plaza el Bosque se esta dando a conocer. Las causas son variadas pero aun se impone en nuestro país poco conocimiento de los restaurantes hoteleros: o nos esquilman o la comida es mala. Esas son las dos variables para terminar en cualquier otro establecimiento y dejando fuera una oferta de calidad que crece día a día. No se extrañen tanto ya que este cronista muchas veces opta por dejar de lado la cocina hotelera aplicando los mismos puntos de vista que ya expuse.

A pesar de ello pienso que hay exponentes hoteleros que merecen la pena conocer. Sobre todo en la hotelería cinco estrellas ya que allí hay prodigios trabajando. Poco atrevo a aventurarme en las cocinas de 4 estrellas y nunca en las menores. Allí fallan los criterios y realmente es mejor dirigirse directamente a una picada.

No sé a ciencia cierta si el Plaza El Bosque cumple con las 5 estrellas, aunque creo que sí. No es un hotel de cadena pero los estándares no difieren de ellos. Su restaurante, en pleno El Bosque Norte, tiene su entrada principal por la calle Ebro, pero no es necesaria ocuparla ya que existe un acceso directo por la calle principal. El día de mi visita, el jueves de la semana pasada, repleto a la hora de almuerzo. Como el hotel es grande, hay dos espacios para almorzar, uno en el restaurante principal y el otro en el piso 17, donde ofrecen una comida buffet. El chef de ambos restaurantes y desde los inicios del hotel es Jorge Uribe, ex ayudante de Aquiles Abarca en el hotel Carrera. De ahí su expertise en presentar platos llenos de colorido y sabor. De su carta de vinos por copas, un sauvignon blanc Mirador de William Cole (3.000) para acompañar una entrada que bien podo ser un plato de fondo: Barquetas de papas asadas rellenas con braseado de plateada sobre espejo de salsa de tomate (6.700), un plato tibio que da para pensar en la estructura de los platos. También probé un delicioso (aunque ácido) Carpaccio de pulpo con ceviche de pimientos asados, dressing de limón de pica, semillas de cilantro y aceite de oliva extra virgen (7.600). De fondo, y acompañado de un Merlot Tres Palacios (3.600), me engolosiné con un Risotto al champagne con rúcula y camarones de mar al ajillo (7.500).

Buenos postres pero muy clásicos. Desgraciadamente ya no se sale de la crème brûlée ni del fondant de chocolate. En eso nuestro chef no tiene la culpa. Eso piden los clientes y allá tiene que ir.

El desafío de Enebro es grande. Pocos restaurantes de calidad quedan en esas dos cuadras que comienzan en Apoquindo y finalizan en Isidora Goyenechea. Guernica cerró dándole paso a la parrilla Don Carlos; antes habían cerrado el Hereford y el Isla Negra. O sea, el barrio está cambiando paulatinamente. Será labor de Juan Carlos Vásquez, su gerente de alimentos y bebidas, además del chef y su equipo de cocina, de continuar por la buena senda de este lugar. Una tarea continua que no distingue feriados ni descansos. Así es la vida de un hotel. (Juanantonio Eymin; fotos: www.800.cl)

Enebro: Hotel Plaza el Bosque Park & Suites, Ebro 2828 (esquina El Bosque), Providencia, fono 498 1800