de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

martes, 9 de diciembre de 2014

BUENOS PALADARES

CRÓNICAS Y CRÍTICAS
DE LA PRENSA GASTRONÓMICA

MUJER
PILAR HURTADO
(DICIEMBRE) NOLITA (Isidora Goyenechea 3456, Las Condes, fono 22232 6114): “Partimos tomando unos jugos de piña, que nos parecieron un tanto dulces. Compartimos un cóctel de camarones que venía sobre un mix de hojas verdes con trozos de palta y la salsa golf aparte, que mi amiga encontró fome y soso. Ella venía de un cóctel, así que pidió solo una ensalada que llegó aliñada desde la cocina con demasiado aceto balsámico. Yo volví a probar los emblemáticos torteloni Nolita, con ricota y yema de huevo que se revienta cuando uno pincha la pasta. Vienen dos en el plato, con una salsa cremosa, y no hace falta nada más que el queso parmesano recién rallado que ofrece el garzón. El servicio en Nolita sigue siendo impecable, atento, rápido y eficiente. Al momento del postre probamos un cheesecake tradicional (con frutillas frescas y salsa de frutilla encima), con ese cuerpo de queso cremoso y exquisito, y un apple pie a la mode (con bola de rico helado de vainilla).

WIKÉN
ESTEBAN CABEZAS
(DICIEMBRE) LA CABALLERIZA (El Bosque 0111, Las Condes, fono  22905 8971): “El lugar es sencillo y poco decorado (aparte de un plasma, oh my God). Los mozos son muy solícitos y la carta no es extensa, lo que es buen síntoma si tuvieran todo lo que ofrecen. Porque una morcilla con nueces, no. Y al pedir asado de tira, el mozo recomendó que mejor no. Bien por él, mal por el restaurante. Pero en fin, para partir un chorizo ($1.900) y una morcilla ($1.700), sabrosos. Para acompañar, dos copas de cabernet sauvignon Miguel Torres (ambas por $6.200).” “Luego, las carnes. Un entrecot ($13.500), ese maravilloso corte con hueso que junta carne grasa y magra, en los tres cuartos pedidos. Y un bife de chorizo ($11.500) que llegó casi a la inglesa, por lo que se devolvió a la parrilla y, aún con un corte mariposa, se demoró harto. Para acompañar, una ensalada de rúcula y berro ($4.800) y una ensalada verde ($5.800), que se suponía traía rúcula (bien poca), berro, lechuga, palta y apio, pero que no traía esto último. A cambio, y sin aviso, un par de espárragos.” “En general bien, pero bien corregible.”

WIKÉN
RUPERTO DE NOLA
(DICIEMBRE) ZUCCHINI (Av. Las Condes 7076, fono 22975 6994): “El Zucchini está situado en un tramo feo y desangelado de la Avda. Las Condes, al lado del Tavelli. Nos sentamos en una terraza que da a la calle, bajo un poco sentador toldo naranja (se podía comer también en un segundo piso de la casa; pero, ay, nadie nos informó).” “De una carta de pocos platos, elegimos unos panzotti di spinaccio ($7.900) con salsa de funghi misti cobrada aparte ($2.900). Hay también otras pastas que incluyen la salsa. Bien los panzotti. Los linguini Costa del Sol ($8.900), en cambio, fueron, aparte de pocos, más bien sosos (con sal añadida mejoraron), con sus trozos de salmón fresco, algunos inevitables camarones. La anunciada bisque de langosta, cuyo sabor, como el de toda bisque, debiera ser intenso, brilló por su ausencia. “De carne, había solo osobuco con risotto, y de pescado, solo salmón parmiggiano. El cierre de la comida no fue consolador: un crocante de chirimoya y manjar, casi congelado y sin sabor a chirimoya; y una torta de vainilla, que resultó ser un mero trozo de bizcochuelo (¡caliente!) con algo de mermelada.”