de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

martes, 26 de abril de 2016

BUENOS PALADARES


CRÓNICAS Y CRÍTICAS
DE LA PRENSA GASTRONÓMICA

WIKÉN
ESTEBAN CABEZAS

(ABRIL) ENTRE PISCOS (Av. Francisco Bilbao 1042 / 2 2209 4156): “Donde antes estuvo el restaurante Tres continentes ahora está el Entre piscos.” “…un trío de cebiches ($8.700) algo desviados hacia el terreno del tiradito. Está bien que se quiera acentuar la diferencia con algunas salsas -en este caso, de tres ajíes, de ají amarillo y de cilantro-, pero una cosa es la frescura y acidez de un cebiche, con los cortes más gruesos, y otra la del tiradito, con vocación más delgadita y japonesa. O sea, rico, pero fronterizo.” “El otro fondo fue más acorde con ese comienzo marcado por la leche de tigre: un lenguado a lo macho ($8.600), en su punto, con su salsa de mariscos al coñac. ¡Qué agrado poder evadir la tiranía de la reineta! Y, para terminar, esa variante del suspiro limeño con maracuyá ($3.900), con ese toque de acidez que hace una diferencia con el empalago (el sabroso empalago) del original.” “En fin. Ahora con una terraza grande, harto personal muy atento y un espíritu semejante al de su antecesor, este Entre Piscos es una buena opción en un rango medio entre la picada y el mantel largo.”

 
MUJER
PILAR HURTADO
(ABRIL) NORMANDIE (Providencia 1234 / 2 2236 3011): “Mientras revisábamos la carta nos pusieron en la mesa pan y paté casero. Mi amiga estaba antojada con los choritos con papas fritas, un clásico del Normandie, así que los pedimos como entrada, junto a un tártaro de filete. De fondo, un crepe de berenjenas para las dos. Y una copa de chardonnay para compartir. Solicitamos que el pedido llegara junto y así fue, en un tiempo razonable. Atacamos primero los choritos, servidos en una gran olla de fierro negro con bastante caldo y dos tacitas para poder disfrutarlo. Al lado, una porción de muy ricas papas fritas cortadas a cuchillo. No nos pasó lo mismo con el tártaro, cortado en forma gruesa y con algunos trocitos de grasa entremedio que nos parecieron un descuido. El panqueque, de muy buena factura, relleno con berenjenas en tajadas, con cáscara y deliciosas y coronado con una tajada se queso gratinado, estaba muy fino y sabroso, aunque a mi amiga le hubiera gustado con un poco de salsa blanca en vez del queso, pero es cosa de gustos.” “El Normandie sigue teniendo su onda y siendo un lugar agradable para acudir sin apuro y con buena relación precio-calidad.”


WIKÉN
RUPERTO DE NOLA

(ABRIL) BRUNAPOLI (Av. José Alcalde Délano 10545 Local 1062): “De entrada comimos un glorioso polpo e patate ($7.700): pulpo blandísimo al horno, estupendamente sazonado, con papas entre salteadas y fritas, cortadas en cubitos, y un poco de ensalada verde al lado. Gran plato, gran. El risotto burrata e tartufo ($13.900; un poco caro para lo que fue el plato) no nos pareció, en cambio, igualmente bien logrado: los risotti, contra la opinión chilena, no son buenos con crema (en Italia hay un par de excepciones), y aquí la burrata hacía las veces de tal. El aceite de trufa fue abundante y perfumó adecuadamente el plato; pero la concepción misma de este nos dejó pensativos: la cremosidad debe proveerla el arroz mismo, no el lácteo añadido.” “La pizza fritta ($10.900) fue, esa sí, un éxito: es un calzone que se fríe en vez de hornearse. Con relleno de queso, jamón y un par de otras cosas, llegó enorme, inflada, como la idea platónica de la empanada de queso chilensis. Muy disfrutable.”