de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

miércoles, 19 de octubre de 2011

BUENOS PALADARES

LAS CRÍTICAS GASTRONÓMICAS DE LA SEMANA

SOLEDAD MARTÍNEZ (Wikén)
(14 octubre) HAPPENING (Av. Apoquindo 3090, Las Condes, fono 233 2301): “El pan se ofrece con mantequilla, chimichurri al ajo y fresco pebre picante. Compartimos la abundante ensalada tibia de lechuga, lolla rosa, rúcula, berros, aceitunas verdes y negras, champiñón ostra y delgados cortes de mollejas salteadas, no todas libres de las durezas de su envoltorio ($4.400). De fondo, quise probar como antes algo de la parrilla y de la cocina. De ésta, un buen trozo alto y horneado de blando chateaubriand de lomo (lo que en Chile llamamos filete), con gruesas y buenas papas fritas y, en pocillo separado, salsa bearnesa que llegó semicortada, lo que fue corregido, pero aún con su pronunciado gusto a vinagre al estragón la hubiera preferido de textura algo más espesa ($13.000). En cambio, el bife angosto (lomo liso) a la parrilla ($9.900) con espinacas a la crema ($2.900) resultó una joya.”

ESTEBAN CABEZAS (Wikén)
(14 octubre) LES COMPERES (General Flores 229, Providencia, fono 716 2424): “… para empezar, unos caracoles con ajo ($5.000), en una salsa sabrosa. Pan semirrústico y buenas copas para bebidas. Y si bien esta entrada llegó rápido, los principales demoraron un resto.” “Y fue difícil escoger entre algunas especialidades, como carnes hechas sobre una piedra caliente, unas albóndigas o diversas recetas de choritos, de entre las cuales se optó por una con curry ($6.700). Llegaron en una olla de aluminio repleta de estos bivalvos, con el color amarillo del aliño y buen caldo, con trocitos de cebolla. Al lado, las infaltables papas fritas con mayo (así es en Bélgica), completando así un plato abundante y perfecto. Lo otro fue un gran tártaro de res ($6.500), cortado en tiritas, bien aliñado y con un poco-mucha mayonesa.” “En resumen: vaya por los choritos si quiere probar, porque no hay pérdida. Y además el ambiente es simpático y la atención también, aunque la cocina no sea muy express.

RODOLFO GAMBETTI (Las Últimas Noticias)
(14 octubre) BACO (Nueva de Lyon 113, Providencia, fono 231 4444): “… la ocasión es buena para plantear nuevos platos. Para compartir, como esa golosa tabla de “canard” que incluye pato presentado como foie gras, como magret, en confit, en textura de gillette. Y hasta el contre, esa tripa dura y áspera del ave, pero aquí convertida en una delicia. Con vinos tan novedosos como el Signos de Origen, de Emiliana, 2010, ensamblaje de cepas chardonnay, marsanne, roussanne y viognier. Para que vayan catando.” “Por cierto, los pescados siguen siendo imperdibles. Un tartar de rollizo, gran pescado de roca del norte chico, preparado crudo con palta, tomate, y pepas de maravilla. Con una crepitante pizca de sal de Grenoble. Otra novedad que se prepara es la “sole a la meuniere”, en este caso, pequeños lenguados cocinados con su piel, como hacen los que saben. Y, por cierto, los clásicos de su magnífica carta persisten como tentación. Pasando por postres como creme brulee o baba al ron. Hasta la tabla de quesos del final, con variaciones de vaca, oveja, brie y azul, que se completan con un toque de dulce de membrillo.”

CARLOS REYES (Unocome.cl)
(14 octubre) MARCINI (Paseo El Mañío 1632, Vitacura, fono 953 6044): “Alguna vez Marcini fue Mancini, la réplica chilena de uno de los restaurantes con chapa de clásicos en Buenos Aires. Pasta, arroces y algo de carne para conquistar al nostálgico de los fines de semana en Capital Federal. Pero pasó que en Paseo El Mañío las cosas no anduvieron bien y los socios trasandinos se replegaron a su tierra dejando a Enrique Rosental como único dueño del destino de un lugar donde hoy se da una interesante fusión. Qué hizo: agregó a sus platos ya conocidos, una serie de recetas tradicionales chilenas en pescados y mariscos. Así las cosas, Marcini puede definirse como italo-argentino-chileno-marino. Una opción interesante tomando en cuenta que su propuesta se acerca bastante a un nuevo comedor de raíces trasandinas instalado en Nueva Costanera (pastas rellenas y las publicitadas Cuerdas de guitarra)… pero con precios bastante más razonables y una calidad similar pero con un toque criollo más pronunciado.”

YIN Y YANG (La Segunda Internet)
(14 octubre) RISHTEDAR (Holanda 160, Providencia, fono 231 3257): “La sección de entradas de la carta incluye las típicas samosas, empanaditas cuya masa lleva comino y rellenas con papas y verduras; frituras de queso, ají y cebolla en batido de garbanzos; camarones fritos en 12 especias; calamares al estilo de Goa; pescado en chutney con hojas de menta y queso; pollo al tandoor con salsa Thika, y champiñones en salsa blanca con castañas de cajú y cardamomo.” “La orientación más propia se manifiesta en un apartado especial llamado "callejón de las verduras indias", con recetas como berenjena macerada con salsas afrodisíacas; plato vegetariano con ingredientes como frutos secos, cajú y cardamomo; papas con salsa de espinacas; tres tipos de lentejas cremosas en mantequilla clarificada (ghee); lentejas rojas con crema de curry; croquetas rellenas con queso y frutos secos; champiñones y arvejas en salsa cremosa de cebolla. En sopas las hay con cardamomo y almendras, y de camarones y calamares, y ensaladas de yogur con fritos de garbanzos, y de cebolla, pepino, tomate y cilantro.” “No cabe duda de que así se está ampliando la posibilidad de conocer diferentes modalidades de una cocina que día a día atrae a más chilenos.”