de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado

de 12 a 24 hrs.de lunes a sábado
Fachada exterior

miércoles, 23 de junio de 2010

DE BEBISTRAJOS Y REFACCIONES

RÍO VINO
Río de lágrimas

*Karla Berndt

“Ubicado casi en la esquina de Suecia con Providencia, el restaurante Río Vino debe ser actualmente una de las alternativas más completas en lo que a gastronomía y diversión nocturna se refiere en el Barrio Suecia…”, relata el sitio Chile.com.

Lamentablemente, no puedo confirmar tal elogio. Por el contrario.

El jueves 20 de mayo, a las 17:30 horas, fuimos atendidas en una de las mesas en la terraza del recinto, en Suecia 019. Pedimos dos copas de vino blanco de la casa ($ 2.500), más algo chico para picar. La moza a cargo de nuestra mesa insistió en una tabla para dos personas, por un valor de $9.900, lo que nos pareció exagerado para acompañar una copita de vino al paso. Decidimos ordenar “Nachos calientes con pollo, queso y salsa de tomate” ($4.900), más acorde a la hora y el tiempo disponible.

Aparte de lo caro del vino - por tratarse de un varietal de baja calidad - más aún nos extrañó la tabla: una ruma de nachos tibios, algunos pocos de ellos pegados entre si por una capita de queso derretido ya endurecido, todo esto con algunas manchitas rojas (la salsa de tomate), y decorado con (¡exactamente!) ocho cubitos de carne de pollo, esta última dura, algo quemada y casi fría.

Aumentó la decepción aún más al momento de pagar: “Acá no recibimos cheques”, fue el anuncio. Según la garzona, en la carta se informaba acerca de esta restricción. Pedimos mostrarnos el anuncio ya que no lo habíamos visto anteriormente. Después de un largo rato se rectificó la información: no estaba escrita en la carta, sino en la caja del recinto. Como ésta se encuentra dentro del local, obviamente no estábamos “al tanto”. Después de una breve conversación con el dueño – sentado en otra mesa de la terraza – éste autorizó finalmente el pago con cheque.

La cuenta, escrita a mano, incluyó 10% de propina. Pagamos con un cheque el consumo y dejamos la propina aparte (por un valor que nos pareció apropiado).
Una experiencia culinaria lamentable.

Río Vino: Suecia 19, Providencia, fono 233 4656